Mortal Cockbat & Angry Birds (Esp)

Lo mejor de hacer este periódico es que llegas a conocer personas que probablemente, de otra forma, no hubieses conocido, y también tienes la oportunidad de acudir a eventos o visitar lugares que no imaginabas visitar, como es el caso de la pelea de gallos. Las peleas de gallos pueden ser descritas como un espectáculo controversial que involucra muerte, cerveza, abuso animal y apuestas. En el Perú, las peleas de gallos son legales y se realizan en coliseos con pistas redondas de arena. Asistiendo a este espectáculo, uno puede darse cuenta fácilmente porqué es que este “deporte” está prohibido en muchos países alrededor del mundo. A continuación, un recuento de lo que fue mi experiencia y la de mi esposa en una pelea de gallos en Huaraz hace dos años.

(To read the article in English, click here)

Solo un juez y dos representantes, cada uno sosteniendo un gallo, son permitidos en el campo. Algunas veces, los jueces utilizan tablas para facilitar el arbitraje de la pelea, pero ese no era el caso en Huaraz. Con cuellos de plumas abanicadas y alas zumbando, las aves saltan y se atacan. Las patadas suspendidos en el aire, golpeándose uno al otro con sus patas y sus picos. Las posibles lesiones para los gallos son pulmones perforados, huesos rotos y ojos agujereados. Sorprendentemente, hay mucho dinero involucrado en las peleas de gallos en Huaraz. En agosto de 2012 conocí a Carlos Paz (33), dueño de muchos gallos y una gran pasión por este ¨deporte¨, quien me invitó a una pelea de gallos en Huaraz. Sin embargo, antes de narrar mi experiencia, indaguemos un poco más en la historia de las peleas de gallos,

Las Aves

Un gallo es un pollo macho (Gallus gallus). La hembra es llamada gallina. Pollos machos jóvenes son llamados gallitos. El término “rooster” (gallo en inglés) se originó en Estados Unidos y es ampliamente conocido en Norteamérica, así como en Australia y Nueva Zelanda. En el Reino Unido e Irlanda, el término “cockerel” es tradicionalmente utilizado. La palabra “cock” es comúnmente utilizada como el nombre completo de un ave macho de varias especies como por ejemplo el “cock sparrow” o gorrión. “Roosting” es la acción de posarse en lo alto para dormir, algo que es realizado tanto por aves macho y hembra. El gallo es polígamo pero no puede cuidar muchos nidos de huevos a la vez, así que cuida el área general donde sus gallinas están empollando y atacará a otros gallos que entren en su territorio. Es este instinto natural de pelear contra otra ave macho es que los hace candidatos ideales para luchar.

La historia de las peleas de gallos

Se dice que la pelea de gallos es de los deportes de espectador más antiguos, remontándose a 6,000 años en Persia. Existe evidencia de que las peleas de gallos eran un pasatiempo en la civilización del Valle Indo (hoy en día el noreste de Afganistán a Pakistán y el noroeste de la India). De acuerdo con la Enciclopedia Británica (edición de 2008), el deporte era popular en los tiempos antiguos en la India, China, Persia y otros países del este y fue introducido a la Grecia Antigua en el tiempo de Temistocles (524 – 460 AC). La Enciclopedia de Londres dice lo siguiente, “Al inicio, las peleas de gallos eran en parte religiosas y una institución política en Atenas; y fue continuada para mejorar la germinación de valores en las mentes jóvenes pero luego se pervirtieron ambas ahí y en otras partes de Grecia a un común pasatiempo, sin ninguna intención política o religiosa”. De acuerdo con Carlos Paz, los españoles trajeron los toros y la pelea de gallos al Perú. Es interesante que en la actualidad, la pelea de gallos se encuentra prohibida en España con la excepción de las Islas Canarias, fuera de la costa de Marruecos.

La Pelea de Gallos en el Resto del Mundo

Nicaragua, Venezuela, Colombia, Ecuador, Francia, México, República Dominicana, Filipinas, Panamá, Puerto Rico, Saipan y Guam permiten la pelea de gallos en arenas con asientos para espectadores que rodean el ruedo. En muchos países, el espectáculo de la pelea de gallos es tan popular como el fútbol en el Reino Unido. En Aguascalientes, una de las capitales del estado de México, una de las principales salas de conciertos de la ciudad es una arena de pelea de gallos, el Palenque. Los Palenques son muy comunes en el país, y casi todas las ciudades más importantes tienen una. Ahí es donde, usualmente, artistas pop como Vicente Fernández realizan sus presentaciones.

Durante la Feria de San Marcos, muy conocida en México, las peleas de gallos son exhibidas como parte de los conciertos importantes, donde los cantantes y los bailarines hacen sus presentaciones en la cabina. En Brasil, la pelea de gallos es conocida como “rinha de galos” (riña de gallos) y fue prohibida con la ayuda del Ex-Presidente Getúlio Vargas a través de la Constitución Brasilera de 1934. Basado en el reconocimiento de los animales en la Constitución, una Corte Suprema brasilera sentenció la prohibición de actividades que involucrarán animales sufriendo, tal como la pelea de gallos. La sentencia de la Corte manifestaba que: “Los animales también tienen el derecho legal de ser protegidos ante el maltrato y el sufrimiento.” La pelea de gallos es también muy popular en Asia y tuvo responsabilidad en la propagación de la gripe aviar. En Bali, la pelea de gallos es una tradición muy antigua en el hinduísmo balinés.

En Japón, la pelea de gallos es similar al boxeo para los gallos más jóvenes ya que luchan por una victoria con sus naturalmente desafiladas espuelas. Como adultos, combaten con sus espuelas maduras que ya se han convertido en filudas y letales. La pelea de gallos también es practicada en grandes partes de la India, y usualmente tiene un propósito religioso. En Irak, la pelea de gallos es ilegal pero está muy extendida con asistentes que llegan en búsqueda de entretenimiento o para apostar; a pesar de que la apuesta es considerada como no-Islámica.

La pelea de gallos fue prohibida en Inglaterra y Gales y en los territorios británicos al exterior con el Acta de 1835 de Crueldad a los Animales. Sesenta años después, en 1895, la pelea de gallos fue también prohibida en Escocia, donde era relativamente común durante el siglo dieciocho. La pelea de gallos ha inspirado a artistas a crear obras que representan la actividad. Varias organizaciones, incluyendo la Universidad de Carolina del Sur, la Universidad Estatal de Jacksonville en Alabama y el equipo londinense de fútbol Tottenham Hotspur F.C tienen un gallo como su mascota.

La pelea de gallos en Huaraz

En la mañana antes de la pelea, entrevisté a Carlos, un ingeniero civil cuyo apellido es “paz”. Me reí cuando dijo que su apellido pues considero que la pelea de gallos es cruel. Carlos me dijo que había dos tipos de campeonatos de pelea de gallos en el Perú. Una se denomina “De pico” y la otra “De espuelas”. El gallo navajero del Perú participa en peleas de espuelas. En estas peleas, el peso y tamaño de los gallos, varía. Existen, a su vez, campeonatos donde el peso es irrelevante. Carlos también mencionó que hay campeonatos más grandes con más de S/. 140,000 Nuevos Soles (US$ 52,830), de premio. ¡No podía creer lo que escuchaba! El evento que se desarrollaba esa tarde sólo tendría un premio, para el ganador de todo el torneo, S/. 2,000 nuevos soles. Ellos llaman a esto un reto. Un concursante reta a otro con una apuesta, por ejemplo, de S/.1,000 nuevos soles; y el otro tiene que igualar la apuesta. En total, habrá tres rondas –peleas hasta la muerte – para declarar a un ganador. Los espectadores, mientras beben cerveza y ven la pelea, tienen la oportunidad de apostar en el resultado de la batalla. Paz me dijo: “Las peleas de gallo son importantes en Lima. Es como un festival. Los participantes hacen sus apuestas para hacer que la batalla sea aún más interesante; pero, para mí, no es acerca del dinero. Es una pasión y un pasatiempo.” La pelea a la que fuimos era organizada en nombre de la Virgen de las Nieves.

Para mí fue un poco contradictorio. Carlos dijo que tenía una pasión por los animales pero los deja pelear hasta la muerte. ¿Cómo funciona eso? “Quiero mucho a mis gallos. Como dije antes, el dinero no es lo importante para mí. Los gallos son como mis hijos. Paso mucho tiempo con estos gallos. Se les da el mejor cuidado hasta que tienen casi 2 años. Están en forma, casi como atletas profesionales antes de los eventos y los espectáculos. Paso mucho tiempo trabajando en sus habilidades. Empezamos a entrenar a los gallos cuando tienen 8 meses de edad. Entreno a los gallos haciendo fintas y hacemos ejercicios. Es como hacer abdominales en el gimnasio para fortalecer músculos más grandes y fuertes y para generar más fortaleza. Su comida también es importante. Gasto quizás S/. 400.00 Nuevos Soles en alimentación. Esto quiere decir que los alimento con vitamina B, trigo, calcio y medicinas que los haga más fuertes y más potentes”

Carlos estaba seguro que iba a ganar la pelea; sin embargo, tuve que esperar hasta más tarde para ver si estaba en lo correcto. Cuando le pregunté si es que tenía una novia o no, lo negó con la cabeza. “Supongo que pasó mucho tiempo con los gallos y la mayoría de mujeres creen que es perverso. No me gusta ver sangre pero es parte del juego. Tengo una familia con una larga historia en las peleas de gallos. Una vez gané S/.18,000 nuevos soles en un evento en Huari. Nos comimos los gallos que murieron en la batalla. Comemos chicharrón de gallo (gallo apanado y frito) al día siguiente”. Pobre gallo, pensé, termina severamente herido o en una sartén.

“Un gallo puede ganar hasta siete peleas durante su vida. Y le toma hasta un año recuperarse de una pelea, tanto mental como físicamente. La mayoría de huaracinos están en contra de los eventos de pelea de gallos pero existe un lugar muy bonito cerca a Centenario, donde se realizan los eventos. La entrada es gratis y hay un buen ambiente. La pelea de gallos es un tipo de ciencia ya que tienes que invertir tiempo para entrenar a tu gallo para hacerlo más fuerte y más rápido; para darle la más alta posibilidad de ganar. Tienes que decidir cuál comida es buena y cuáles son las estrategias adecuadas para que tu gallo gane la pelea.”

El coliseo

Ese sábado, la pelea debía empezar a las 3 de la tarde en punto y mi esposa vino conmigo al evento. Llegamos diez minutos antes de las tres para conseguir una mesa decente y caminar un poco. No fue de sorprender que hubiera pocas personas, pero el dueño del establecimiento, Jorge Carrión (30), me dijo que probablemente tomaría media hora más para que los concursantes llegaran. Carrión convirtió su arena de pelea en una cevichería pero, desafortunadamente, no pudimos probar la comida marina ya que se había agotado. Dijo que ocasionalmente, algunos eventos tuvieron más de S/. 150,000 nuevos soles de premio; por ejemplo, el evento de pelea de gallos nacional que tuvo su final en Lima.

Más tarde, también conocí a Fernando Gamarra, un hombre amigable y bien vestido, que observaba la multitud. Iba a ser el juez durante el espectáculo y estaba tomando una cerveza cerca de la cantera. ¿Deberían los jueces beber cerveza? ¡Buena pregunta! El juez me dijo que iba en el Coliseo de los Kokis cada sábado. También me dijo que estaba participando en peleas alrededor del Perú; por ejemplo, en Ica, Nazca, Chincha y Lima. Esta vez no pudo participar pero aún así disfrutó de la experiencia. El rol del juez es simple. “Básicamente, se reduce a cuál gallo toca la arena con su pico primero. Ambos gallos pueden morir durante el evento; por eso es que debe haber un juez objetivo”. Cuando le pregunté si era el primer extranjero yendo al evento, me dijo que no. “Hace un par de meses, hubo algunas personas de un canal de televisión americano, haciendo un programa sobre alguna carrera a través de los Andes” (refiriéndose al programa “Deadliest Roads” del canal History).

Poco después de agradecer al juez por compartir su información; conocí a Wilian Trejo, de Sihuas (zona de Conchucos) que era la competencia de Carlos en la pelea. Wilian dijo lo siguiente: “Voy a ganar hoy porque mis gallos son los mejores. Están bien entrenados. Participo en peleas casi todas las semanas”. Él había traído a su familia a Huaraz. “Estoy viniendo a Huaraz porque me gusta la atmósfera aquí” Cuando me alejé de mi mesa, mi esposa me dijo que Carlos comentó después a sus amigos que había otra razón por la que prefería participar en Huaraz. Los gallos en Lima son a menudo inyectados con drogas y eso es trampa. Aquí, los eventos se pelean bajo la bandera del “juego limpio”

La atmósfera en el coliseo

Eran casi las cuatro de la tarde y Carlos aún no estaba ahí. ¿Se habría tirado para atrás? La arena se estaba llenando rápidamente y noté que, una vez más, cuando los peruanos dicen “tres de la tarde”, hay que tomarlo con una pizca de sal. Carlos finalmente llegó y fue de frente al camerino de los gallos. Le pregunté si estaría de acuerdo con que le tomara una foto junto a su competidor y dijo que estaría feliz de hacerlo. Aparentemente, ambos competidores eran amigos y el hecho que estuvieran “peleando” por S/. 2,000 nuevos soles no parecía importar. Mientras tomaba la foto, también me encontraba observando a la multitud y la atmósfera del coliseo. Al escribir esta historia, me pregunto si será posible describir el ambiente. En verdad se veía como un evento profesional y bien organizado. El edificio estaba bien pintado, estaba limpio y había personas de todo tipo de origen. Podía ver personas vestidas de traje y corbata, así como personas jóvenes compartiendo una cerveza y pasando un buen sábado por la tarde.

Había un área de arena marrón en el medio y alrededor había cercas con pequeñas mesas de espectadores para ver la pelea. También, una galería sobre los otros lugares con una vista clara del centro de la arena de pelea. Noté que en media hora, el lugar se había llenado y que había incluso mujeres espectadoras. Sobre la arena había luces fluorescentes para que los eventos pudieran continuar por la noche. La atmósfera estaba relajada cuando le pregunté a Carlos si tenía una estrategia para cada una de las tres peleas. “Hay un cierto orden y quiero poner al gallo más fuerte al inicio. Si tengo una ventaja de 1 – 0, la victoria está cerca. Más no puedo decirte porque estoy seguro que le preguntarás a Wilian lo mismo” Efectivamente, pero, ¿haría alguna diferencia?
Las primeras dos peleas

El árbitro entró a la arena y con voz fuerte, llamó la atención de la multitud y una música criolla terrible desaparecía. Agradeció a un promedio de 50 a 80 personas por estar ahí y presentó a los dos concursantes. Era un poco como el boxeo, en ese sentido. ‘En el lado izquierdo tenemos a…’ Tocó una campana y se tiró una moneda para decidir quién competiría para qué lado. Se veía estricto y profesional. Cuando los lados fueron decididos, hubo un momento para presentar a los gallos a la audiencia. La gente ya había empezado a hacer sus apuestas. Gritando una cantidad de dinero mientras otros respondían y aceptaban o aumentaban las apuestas. Mientras tanto, algunos ayudantes estaban colocando una cuchilla fina, afilada como navaja, ligera, de siete centímetros; en la pata izquierda del gallo.

Cuando ambos gallos tuvieron sus cuchillas colocadas, la pelea comenzó oficialmente. El árbitro coloca una tabla de madera entre los dos gallos y cuando la levanta, es como Combate Mortal pero con aves molestas. La pelea solo tomó 10 segundos antes que el gallo de Carlos saliera victorioso. ¡Fatalidad! Estaba en shock, boquiabierto mirando al gallo derrotado. Estaba tan pasmado que olvidé completamente tomar fotografías de la pelea en sí. Mientras cerraba mi boca y miraba a mi esposa, noté que no era el único que estaba pasmado. “Es brutal y bárbaro”, dijo ella. Miré a Carlos y, en la distancia, parecía feliz; mientras, Wilian y su asistente cargaban al gallo muerto de la arena. Luego alguien entró a la arena y la barrió. Hubo un entretiempo de quince minutos antes que dos gallos nuevos fueran presentados a la audiencia. La segunda pelea tomó más que la primera y el gallo de Wilian igualó el marcador a uno; un empate que significó que el enfrentamiento final sería el decisivo.

Apostar y perder

Durante un descanso de 30 minutos (usado para alargar el evento y vender más cerveza), encontré a algunas mujeres viendo el espectáculo y estaba preguntándome qué pensaron de la pelea. Muchas confesaron que estaban ahí porque sus esposos o novios quisieron ir. También vi mujeres jóvenes e incluso niños, esa tarde. Otra mujer que conocí dijo que le gustó la pelea de gallos, y que ella y su tío fueron a hacer un poco de dinero. ¿Cuánto dinero? “Ocasionalmente, apostamos cien soles a un gallo y a veces lo aumentamos hasta 500 soles”, dijo mientras disfrutaba de una cerveza y fumaba un cigarrillo. Yo llegué al evento con sólo 50 soles y la mitad de eso, lo gasté en cervezas, papitas y dos Fantas para mi esposa. Bueno, ¿por qué no?, pensé. Corrí a la arena, sabiendo que esto no estaba permitido y aposté una nota bancaria de 20 soles. “Este gringo está dispuesto a apostar 20 soles al gallo del lado derecho. ¿Quién aceptará?” Alguien de la segunda fila aceptó la apuesta. Noté que me sentía diferente ahora que había hecho una apuesta. Me sentía tenso y estaba un poco nervioso. Noté que tenía la atención de todos. Cuando la pelea empezó ambos gallos se distrajeron; uno tratando de hacer más ruido que el otro. Ambos cacareando pero sin atacar. Esta pelea duró más que las dos primeras. Mi gallo estaba ganando cuando el juez ordenó poner a los gallos en su posición inicial. En menos de un minuto, mi gallo yacía muerto en el piso y yo tenía 20 soles menos en el bolsillo.

Después, alguien me dijo que ésta no era la pelea final. Ésta había sido una pelea de “entretiempo”. La tercera pelea real tendría lugar en quince minutos. Lamentablemente, ambos gallos murieron durante la última pelea.

Aumentando la apuesta y luego, a casa

El dinero no era importante o así me habían dicho. Fuimos informados que la apuesta de S/. 2,000 nuevos soles fue subida a unos asombrosos, S/. 3,000. Nada mal si imaginas que un profesor de inglés promedio, en el Centro de Idiomas de la UNASAM en Huaraz, no gana ni S/. 350.00 nuevos soles por grupo.

La batalla final fue ganada por Wilian de Sihuas, dando lugar a un resultado de 1 – 2. Tan pronto como se decidió la pelea, la gente reclamó sus ganancias y la mayoría se fue a casa. Aún tengo la sensación que es muy difícil describir objetivamente este ‘deporte’ que mi esposa y yo presenciamos ese día. Tendrían que verlo ustedes mismos. En todo caso, aunque Huaraz aún no tiene un centro comercial, ni cine ni zoológico para pasar tiempo de calidad durante el fin de semana; no creo que vaya a regresar al coliseo de pelea de gallos en mucho tiempo.

No comments yet.

Leave a Reply

*

Archeological monuments suffering water filtrations due to rain

According to declarations made by staff of the Dirección Desconcentrada de Cultura de Ancash (DDC), most archeological monuments in the […]

Noise pollution in Huaraz for 99% caused by claxons

A group of teachers and students of the Chao Virú University in Trujillo were to be seen on the main […]

After estimating 8,000 dogs, Huaraz Municipality agrees to tackle stray dog problem

Some tourists ironically call Huaraz the city of dogs and you can´t blame them for that. It´s actually very sad […]

Laguna Palcacocha still without its early warning system

A visit to Lake Palcacocha learned that the lake which caused the 1941 flood in Huaraz and killed approximately 2,000 […]

Heavy rain causes many roads to collapse in Huaraz and Ancash area

The torrential rains that affected the Callejon de Huaylas for the past month have left houses, schools and roads in […]

Certified osteopathy course offered in Huaraz by an Amercian psychotherapist

The Huaraz Telegraph was informed by Danaan Lahey that the International Society of Orthobionomy Peru will be organising a 22-month […]

Meteorologist predicts waterlogging and heavy rainfall in Huaraz

Rafael Figueroa Tauquino predicts more heavy rain for the urban area of Huaraz. Not the news many tourists would like […]

Psychologist: Anxiety is a problem for people in Huaraz’

Psychologist Yalu Palomino Zárate shared her professional point of view on a part of Huaraz society. Having analysed and studied […]

Locals question Huanchaco’s 25th spot in South American beach ranking

In a beach ranking which was created by the FlightNetwork team who talked to over 1,200 travel journalists, editors, bloggers […]

BREAKING: Three Spanish mountaineers and Peruvian guide die on Mateo

An expedition counting four Spanish climbers and their mountain guide from Huaraz (Rubén Dario Alva) was hit by surprise and […]

Early seismic movement awakens citizens Ancash coast

A perceptible tremor of 4.6 on the Richter scale awoke many people on the Ancash shore living in Huarmey, Casma, […]

Baby with 12 fingers and 12 toes born in Chimbote hospital

A beautiful baby was born in the Hospital La Caleta in Chimbote on the eve of New Year. However, when […]

Huanchaco Beach in top 50 best beaches of South America

Earlier this week, the Chamber of Tourism of Huanchaco announced to be proud that Huanchaco Beach was chosen among South […]

Visitors are prohibited to take plastic into Huascaran National Park

William Martínez Shiñquin, head of the Huascarán National Park, announced that they have issued a provision that prohibits the entry […]

Local guide shares search details and reveals that Jesse Galganov was last seen in Taullipampa

Earlier this week, the editor of The Huaraz Telegraph spoke with Beto Pinto Toledo, manager and founder of local tourism […]

Meet cebiche de chocho, Huaraz’s hearty food icon

Perhaps one of the most popular local dishes of Huaraz, yet one which is often overlooked by travellers, is cebiche […]

Local newspaper spreads painful fake news on Jesse Galganov

What was announced as a huge scoop on the front page of the Friday morning edition of local newspaper Prensa […]

No visits to Pastoruri Glacier; access road closed until the 29th of December

Jesús López Gómez, head of the Huascarán National Park (SERNANP – Huaraz) informed the press and agencies in Huaraz and […]